Mi camino de Santiago 4a etapa: Sarria 24/03/2015 4


mapa4

 

Datos:

Distancia: 60,89 kms
Tiempo en movimiento: 5:22:50
Tiempo total: 9:23:52
Velocidad media: 11,3 km/h
Velocidad máxima: 60,5 km/h
Desnivel: 1385 mts
Temperatura máxima: 17ºC
Temperatura mínima: 3ºC
Temperatura media: 8,3ºC

etapa4 mapa4

Crónica:

 Por primera vez desde que empezamos el Camino, duermo del tirón. En ese momento pensaba que era gracias a los orujos (también) pero en realidad le estaba cogiendo el truco, además volvíamos a tener una habitación para los 2 solos.
Tomamos un buen desayuno, aunque si llego a saber que iba a ser tan dura la etapa, hubiera caído otra tostada. Hacia bastante frío, 3 grados en la salida, pero quería salir el sol entre la bruma, aun así la amenaza de lluvia seguía latente aunque menos que el día anterior.KM 0 – Sarria – Nada mas empezar, nos dimos de bruces con el terreno que nos iba a acompañar hasta el final, fuertes subidas y pocas bajadas, además de caminos embarrados por los que habrá que bajarse de la bici varias veces. Salimos por la parte alta del pueblo y bajamos hasta cruzar las vías del tren y comenzar a continuación, la primera subida. Esta vez toca empujar la bici pues la fuerte pendiente se combina con con mucha piedra, complicado incluso para ir en mtb. Lo primeros kms combinan muchos tramos de camino con otros de asfalto entre aldeas y granjas. En una corredoira adelantamos a mis amiguitas de ayer justo antes de pasar por un estrecho paso de piedra entre un canal y un enorme charco de lodo, estuve a milimetros de caerme al canal. Ya quedan menos de 100kms para llegar a Santiago.

Los hórreos también sufren la crisis y han adelgazado

Los hórreos también sufren la crisis y han adelgazado

Todavia limpia, a 100kms de Santiago

Todavia limpia, a 100kms de Santiago

KM 25,7 – Portomarín – Tras una empinada bajada asfaltada, cruzamos el embalse de Belesar, en el cauce del río Miño por el largo puente que termina a pie de Portomarín. Vaya por dios! primer pinchazo de mi Trek  justo cruzando el puente. Cambio rápidamente la cámara y decidimos subir la empinada cuesta (como no!) para visitar la iglesia de San Nicolás. En 1962 cuando se construyo el pantano, tuvo que trasladarse el pueblo a una zona mas alta, ya que este estaba en la ribera del Miño y la iglesia se traslado piedra a piedra hasta su actual emplazamiento. En el fondo del pantano quedan las viejas construcciones, entre ellas un pequeño puente romano. Cuantos pueblos han quedado inundados en nombre del progreso y del gusto de Franco por inaugurar pantanos.

Puente sobre el pantano de Belesar, al fondo Portomarín

Puente sobre el pantano de Belesar, al fondo Portomarín

Salimos de Portomarín por una carretera ancha en constante subida aunque bastante suave. Al llegar a un primer alto dejamos la carretera para ir por el camino que va paralelo y que no abandonaremos hasta el alto.

Iglesia de San Nicolás

Iglesia de San Nicolás

KM 37,7 – Alto de Hospital – En el alto paramos a comer en un restaurante con unas bonitas vistas. Sopa y pollo al ajillo (fried chicken le dije a una alemana que me pregunto que era) componía el menú. Al poco de comenzar a pedalear, nos caen un par de chaparrones que por suerte duran poco, ya no caerían mas en todo el día, de hecho no tardaría en despejar.

Entre Portomarín y Palas de Rei

Entre Portomarín y Palas de Rei

KM 54,3 – Palas de Rei – Deshechamos parar en Palas, pues al ser punto de fin de ruta para mucha gente estarían los albergues llenos y optamos por buscar uno un poco mas adelante, era pronto y teníamos tiempo de sobra. El único que encontramos abierto era uno que estaba en mitad de la nada y no había ningún sitio para comprar comida, por lo que seguimos adelante. Esta es la zona mas cómoda para pedalear, caminos de tierra con pequeños repechos y bastante llano, lo malo es que las bicicletas ya llevan una buena capa de barro incrustado y empiezan a sonar crujidos por todas partes.

20150324_105450

KM 66 – Melide – Tras unos últimos kms rectilíneos y llanos cruzamos el río Furelos por un coqueto puente romano y el bonito pueblo homónimo. Nos cuesta un poco encontrar alojamiento pero como seguimos teniendo suerte, encontramos uno bastante majo, aunque un poco caro, pero tenia un patio donde limpiar a manguerazo limpio las bicicletas. Albergue de San Antón se llamaba, y estaba atendido por una chica encantadora. Ponemos una lavadora y vamos a visitar el pueblo, degustar unas cervezas y comprar la cena. Una vez mas tenemos una habitación para nosotros solos y podemos extender nuestras cosas a gusto. Duermo como un bebe, así da gusto.

Mejor momento: Todo el día, lo he disfrutado muchísimo.
Peor momento: el trozo de asfalto de la subida a O Hospital

Gastos del día:

Alojamiento: Albergue San Antón 10€
Desayuno: 2,5€
Comida menú: 9€
Cervezas: 3€
Cena: 3€
Lavadora: 2€
Total: 29,5€

 


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Comentarios en “Mi camino de Santiago 4a etapa: Sarria 24/03/2015

  • Juan Antonio García Santurde

    Mmm, mucho frío para mi gusto, ahí faltan unos 20 grados más 😉

    Veo que todo se pega menos la hermosura, ¿tú también querías ir al canal? Jejeje, te tenía por bastante más habilidoso que yo 😉

    El hórreo estaba a dieta, no era cuestión de recortes, jejeje.

    Muy entretenido, me estoy divirtiendo mucho con esta lectura, un abrazo

    • root Autor

      No te creas, se estaba bastante agusto, comparado con el dia anterior claro.
      Es que el pasadizo no tenia mas de medio metro ademas eran piedras irregulares, era facil caerse, no como tu que lo dificil era caerse jajaja
      Muchas gracias, espero tener la proxima entrega mañana o pasado, que me estoy poniendo las pilas

  • Clara Moreno

    Primero, muy buena crónica y muy bien explicado el tramo de Sarria a Portomarín. Si lo haces en plena temporada acabas yendo por la carretera, no hay quien circule en bici.
    Segundo, parar en Melide y no ir a Ezequiel a comer un pulpiño es una herejía… Tú te quedas sin indulgencias plenarias fijo.
    Tercero ¿le pediste el teléfono? ¿La volviste a ver? ¡Estoy en ascuas!

    • root Autor

      Es lo que tiene ir en marzo, poca gente en los albergues y en los caminos, aunque desde Sarria por lo menos veiamos gente, en Leon podiamos contar peregrinos con una mano.
      Ni a mi hermano ni a mi nos gusta el pulpo y somos bastante herejes, si lo llegan a saber en Santiago, no nos dejan entrar jaja
      Soy un caballero y esas cosas no se cuentan jajaja